MANTENIMIENTO

SI SU LEATHERMAN ESTÁ BIEN CUIDADA,
PUEDE DURAR TODA LA VIDA.

Depende del uso que le hagas, pero periódicamente limpia con agua dulce, seca y lubrica tu herramienta Leatherman, especialmente si la utilizas en ambientes húmedos o marinos. Cuando la lubriques es preferible hacerlo con aceite ligero o aceite permanente. Encontrarás otros consejos más abajo.

Tu Leatherman debería ser limpiada, secada y lubricada periódicamente para impedir la formación de óxido o corrosión.

  • Rasca las partes metálicas, por ejemplo, con un estropajo de cocina o nana, o con un cepillo de púas metálicas suaves. Esto es especialmente importante en un ambiente náutico porque hay mucho óxido.
  • Después de limpiarla hay que lubricar las áreas con aceite lubricante ligero o aceite penetrante. Por ejemplo, el utilizado para maquinillas de afeitar eléctricas. Esto también protegerá la herramienta de la corrosión y el óxido.

Todos los productos de Leatherman están fabricados 100% con acero inoxidable, la única excepción son las puntas de destornillador hechas de acero para herramientas. Pero el acero inoxidable no es realmente inoxidable, sino que es resistente a la corrosión. Es decir, los componentes son resistentes y las hojas conservan el filo, pero pueden sufrir corrosión si no realizas periódicamente un mantenimiento.

Los productos de Leatherman suelen tener hojas de acero que pueden ser lisas, serradas o combinadas. Los métodos para afilarlas dependen del tipo de hoja que tenga tu Leatherman. Para afilar hojas lisas se pueden utilizar sistemas estándar, como piedras de afilar o kits específicos. Para afilar hojas serradas deberemos asegurarnos de utilizar un sistema de afilado especialmente indicado para este tipo de hojas, ya que un afilado correcto mantendrá la curvatura en los dientes de la sierra. Afilar la parte lisa – posterior – de la hoja puede causar que la curvatura se pierda con la consiguiente pérdida de efectividad de corte.

Dependiendo de qué uso hayas dado a tu Leatherman deberás utilizar diferentes métodos de limpieza. Si tu Leatherman ha sido expuesta al agua salada o a entornos marinos, debería ser limpiada con agua dulce, secada y lubricada con un producto que repele al agua. Si aparece corrosión u óxido trátala tal como indicamos en la sección de «¿CÓMO QUITAR EL ÓXIDO Y LA CORROSIÓN?» Si se han acumulado residuos entre las herramientas o las partes móviles, puedes limpiarla con agua caliente y jabón. Para disolver manchas de alquitrán deberás usar trementina u otro disolvente orgánico. No se deben usar nunca derivados del cloro. Después de limpiarla, hay que lubricar las áreas con aceite lubricante ligero o aceite penetrante. Por ejemplo, el utilizado para maquinillas de afeitar eléctricas. Esto también protegerá la herramienta de la corrosión y el óxido.

Tu Leatherman te acompaña en el día a día, por lo que ha de estar accesible de forma cómoda. Para eso, puedes contar con nuestras fundas para Leatherman de piel, nylon o molle para tenerla siempre a mano de la forma más segura. Cómprala en la tienda de esta web, en el apartado «Accesorios».

Carrito

loader